Centro de flores originales

80,00

Centro de flores originales combina las flores tropicales con las flores de temporada. Es ideal para regalar flores a los amantes de la naturaleza y de los colores llamativos. Contacta con nosotras para encargar tu centro de flores originales en los tonos que más te gusten según disponibilidad de stock. Sorprende a tu ser querido con las mejores flores de Valencia.

Disponible para reserva

  • Añada un detalle a su regalo:
    • 2 €
    • 5 €
    • 8 €
    • 5 €
    • 2 €
    • 10 €
    • 10 €
Categoría:

Descripción

El centro de flores originales es una combinación de flor de temporada con flor tropical. Es el regalo perfecto para los amantes de la naturaleza que tienen de todo en casa. Regalar flores es una manera ideal para demostrar los sentimientos más importantes de nuestros corazones. Este centro de flores tiene forma triangular, toda lo flor está de cara de manera que es un elemento decorativo perfecto para un recibidor, una cómoda o una mesa que tenga pared o espejo detrás. Tiene unos colores llamativos que aportan alegría a la casa y transmite sensaciones de bienestar y positivismo.

Cuando regalas flores frescas transmites mucho más que cuando dices “te quiero”. Porque no lo estás diciendo, lo estás demostrando. Además si junto con el centro de flores originales, añades una frase en la tarjeta de regalo, expresando todos tus sentimientos más puros, el éxito está asegurado. Cuando nos regalan un centro de flores, muchas veces no sabemos qué cuidados tenemos que proporcionarle. A continuación te doy unos consejos para que no tengas dudas sobre cómo cuidar las flores frescas que nos regalan.

Qué hacer cuando nos regalan un centro de flores

  1. Poner el centro de flores alejado del sol directo. Colocar el centro alejado de una fuente de calor o de frío (como puede ser el aire acondicionado en verano)
  2. Llenar la maceta de agua hasta el borde. No es necesario añadir lejía ni aspirina en su interior.
  3. Rellenar la maceta de agua cada día. Hay que tener en cuenta que la flor fresca cortada sigue absorbiendo agua para poder abrir y lucir lo máximo. Y es por ello que aunque parece mentira, el agua irá reduciendose poco a poco. Si dejamos de hidratar las flores, se marchitarán.